Una ruta para los más pequeños

 

Asturias tiene un gran número de senderos para hacer a pie. Son casi innumerables, hay de todo tipo ya sea por la costa o por la montaña. Muchos de nuestros turistas deciden ir para perderse y desconectar.

 

Es un momento especial que lo convierte en la ocasión perfecta para aventurarse…

También es una experiencia que se puede vivir con niños. Solo hay que tener en cuenta ciertos aspectos. En este artículo os hablaremos sobre la ruta Beyu-Pen. Un lugar especial donde las historias antiguas de Asturias y naturaleza conviven.

Es una ruta muy característica porque en ella puedes conocer los míticos personajes de la mitología asturiana. Gracias al ayuntamiento de Amieva en 2010 se pudo recuperar la historia y fama de la ruta Beyu-Pen.

Esta ruta empieza en Santillán.  Un sitio habilitado para poder aparcar cerca del sendero antes de comenzar.

 

¿Cómo es la ruta Beyu-Pen?

La ruta, aunque este adaptada para los niños, hay que recalcar que no está hecha para llevar sillitas de bebés. También muchos tramos del sendero no son planos, por lo que hay pendientes y piedras. Así que los niños que participen en la ruta deben oscilar como mínimo entre los 5 o 6 años.  Si desean participar niños de menor edad le recomendamos a los padres y tutores que lleven consigo mochilas, portabebés y dispositivos de montañas para cargar a los niños.

En el primer tramo del camino hay un puente que cuelga por encima del río Sella. A los niños les emociona pasar por encima de él y observar por encima el río.

Al pasar el puente hay una bifurcación del camino. La ruta esta muy bien señalizada por lo que es complicado perderse. El camino correcto para elegir es el de la izquierda, conocido como el “Camin de la Reina”.

Al comienzo del “Camin de la Reina” se presenta un árbol con una formación espectacular, dando sensación de ser el acceso a un paraje misterioso. Para hacerlo más sencillo, el camino hacia la derecha hay unas barandillas de madera, por lo que el camino es totalmente seguro.

Alrededor del camino existe multitud de árboles y caprichos naturales que han dado la ruta de Beyu-Pen su singular atracción.

La ruta dura dos horas, y desde luego es lo más parecido a un bosque encantado. Las formas que ha dado la naturaleza a las piedras, arboles, etc. Simulan a personajes folclóricos de Asturias.

Los árboles de la zona cubren el camino con sombras y la humedad realza la aparición de musgo, dejando un manto verde sobre las piedras y rocas. Es por ello, por lo que, se le denomina Beyu, ya que su significado es garganta profunda.

Durante el recorrido es muy común encontrarse familias. Pero, aunque se haya adaptado el camino es necesario un buen calzado ya que hay piedras, y puede ser resbaladizo debido a la humedad.

Por la zona también están las increíbles cuerres, son murallas circulares de piedras donde se guardaban los frutos y avellanas. Resguardándolos de los animales salvajes del bosque.

Y la ruta continua sin ningún tipo de prisa hasta el pueblo de Pen. En todo su alrededor hay ricos tesoros etnográficos que te dan una vaga idea general de su historia.

Es una ruta ideada para pequeños y grandes. Una experiencia inolvidable para las familias.  

 

¿Dónde puedo alojarme?

Tienes a tu disposición uno de los mejores hoteles en Asturias. Hotel Puente de los Santos es un lugar de encanto. Las habitaciones están completamente equipadas con colchón y almohada viscoelástica, televisión, cuarto de baño y wifi. Y tenemos habitaciones para familias: habitación doble o habitación triple. Puedes reservar una habitación haciendo clic aquí.

Además, por un precio reducido tienes la posibilidad de incluir desayuno

¡Sigue nuestras redes sociales por Facebook e Instagram!